Si tiene problemas para ver La Gaceta correctamente, presione aquí
EL HISTORIADOR - Gaceta histórica
Enviar a un amigo 

La Gaceta histórica

“La cuestión de mejorar la condición social de nuestros gauchos no es sólo una cuestión de detalles de buena administración, sino que penetra algo más profundamente en la organización definitiva y en los destinos futuros de la sociedad. (…) Pero ese gaucho debe ser cuidado y no paria; debe tener deberes y también derechos, y su cultura debe mejorar su condición. (…) Debe hacérsele partícipe de las ventajas que el progreso conquista diariamente; su rancho no debe hallarse situado más allá del dominio y del límite de la escuela. (…) Esto es lo que reclama el patriotismo, lo que exige la justicia, lo que reclama el progreso y la prosperidad del país. (…) No se cambia en un año, ni en un siglo a veces, la planta de la riqueza pública de una nación.”

Esto escribía José Hernández en 1874 en el prólogo a la edición uruguaya del Martín Fierro, obra cumbre de la literatura gauchesca, en donde se evidencia su profunda preocupación por las injusticias sufridas por los gauchos, su interés por mejorar su condición social y su compromiso con la educación de sus paisanos. En conmemoración del día de la tradición, celebrado en homenaje a su nacimiento, recordamos a este hombrón, que no cejó en su lucha a favor de los desposeídos, del sistema de federación y de la integridad del territorio nacional, condenando la usurpación a Malvinas por parte de los ingleses en 1833, y llamando a “velar por la integridad del territorio y los intereses argentinos. Esos derechos no prescriben jamás”.

Agradecemos, como siempre, a nuestros lectores, que con preguntas y comentarios nos ayudan a crecer y a mejorar nuestra página.

Felipe Pigna
Infografía - 10 de noviembre de 1834

Sobre nuestra página

El Historiador contiene infografías temáticas donde se desarrollan diversos temas (25 de Mayo, la Independencia, el 12 de octubre, el día de la tradición, Manuel Belgrano, José de San Martín y Domingo Sarmiento, 24 de marzo y Guerra de Malvinas) y una cronología multimedia animada que recorre la historia del país y del mundo entre 1776 y 2010, con fotos, mapas, videos, audios y fragmentos musicales. Constituye un paseo ágil y ameno a lo largo de más de doscientos años de historia. El Historiador también incluye una lista de los gobiernos y gabinetes del territorio nacional desde la fundación del virreinato del Río de la Plata hasta 2010, e información sobre instituciones terciarias y universitarias para estudiar historia.

La Galería del Bicentenario propone un recorrido por la historia del país, entre 1810 y 2010, a través de pinturas, ilustraciones y fotografías. Las secciones Publicidades y Humor histórico constituyen nuevas perspectivas para abordar la historia a lo largo del siglo XX. Pueden consultarse también las secciones de biografías, entrevistas, audios, filmografía, artículos, documentos, efeméridesestadísticas poblacionales. La sección La frase del día contiene frases relacionadas con las efemérides de cada día con una breve explicación del contexto en el que fueron articuladas. La página además ofrece un servicio gratuito de respuesta sobre temas relacionados con la historia del país.

El Historiador tiene su registro ISSN (International  Standard Serial Number), otorgado por el Centro Argentino de Información Científica y Tecnológica (CAICYT), un organismo creado por el CONICET para brindar servicios sobre información y documentación científica y tecnológica.

En el 2010, El Historiador obtuvo el premio Mate.ar de plata en la categoría “arte y cultura”, un reconocimiento a todo el trabajo que venimos realizando desde hace ya varios años.
ÍNDICE

· Efemérides de noviembre
· El rescate
· Noticias
· Difusión
· Lanzamiento de libros
· Staff
Un producto de El Historiador

YA SALIÓ!

Evita, Jirones de su vida, la primera biografía de Felipe Pigna, la presenta en toda su complejidad, desde su infancia hasta su transformación en una de las personalidades de mayor trascendencia política...

¡CONSÍGALO AQUÍ!
Banco Credicoop
FELIPE PIGNA EN TV

» "Qué fue de tu vida"
Este ciclo de entrevistas, conducido por Felipe Pigna, permitirá conocer los aspectos más destacados de la vida de personalidades del país y el exterior, con reconocida trayectoria en el ámbito cultural y político. Todos los viernes a las 22:30 Hs. en Canal 7 TV Pública..

Consultar programación
FELIPE PIGNA EN RADIO

» "Historias de nuestra historia"
Radio Nacional AM 870.
El nuevo ciclo de Felipe Pigna en Radio Nacional 'La radio pública'. Todos los domingos a las 13:15 Hs.

Consultar programación
12 DE OCTUBRE

Esta entrega de Historias de nuestra historia, colección pensada escrita y dirigida por Felipe Pigna, te contamos los hechos que rodearon la llegada de los europeos a América y el inicio de la Conquista.

¡CONSÍGALO EN EL SITIO!
Colección 13 DVD'S Historia Argentina
LA HISTORIETA ARGENTINA
La campaña del desierto, el decimo número de la colección, Editorial Planeta, se consigue en librerías. Con guión de Esteban D’Aranno, Julio Leiva y Felipe Pigna, e ilustraciones de Miguel Scenna.
¡CONSÍGALA EN EL SITIO!
 
subir  

Efemérides

» Las destacadas del mes

1º de noviembre
1907: Nace en Añatuya, Santiago del Estero, Homero Manzi. 

3 de noviembre
1639: Muere San Martín de Porres, monje dominico peruano. 
1970: Salvador Allende asume la presidencia de Chile.

4 de noviembre
1780: Estalla en Perú una sublevación, acaudillada por el descendiente de los incas José Gabriel Condorcanqui, conocido como Túpac Amaru.
1979: Comienza la "crisis de los rehenes" cuando un grupo radical iraní toma la Embajada de Estados Unidos en Irán.

7 de noviembre
1810: El general Antonio González Balcarce vence a los realistas en Suipacha, la primera victoria de la Revolución.

9 de noviembre
1799: Se produce un golpe de estado en Francia tras el cual Napoleón Bonaparte y sus compañeros eliminaron el directorio y establecieron un nuevo régimen, el Consulado. 
1914: El doctor Luis Agote realiza la primera transfusión de sangre nitratada en el país.
1989: Cae el Muro de Berlín en la República Democrática Alemana (RDA).

10 de noviembre
1834: Nace en San Martín, Buenos Aires, José Hernández, autor de Martín Fierro. Se conmemora en esta fecha el día de la tradición.

11 de noviembre
1859: Se ratifica el Pacto de San José de Flores firmado el día anterior. Buenos Aires se reincorporaría a la Confederación Argentina. 
1951: El general Juan Domingo Perón es reelegido presidente de Argentina.

12 de noviembre
1863: Muere fusilado el caudillo riojano general Ángel "Chacho" Vicente Peñaloza.

13 de noviembre
1901: Nace en Lincoln, Buenos Aires, Arturo Jauretche.

14 de noviembre
1813: El Ejército del Norte, a las órdenes del general Manuel Belgrano, es derrotado por las tropas realistas en la batalla de Ayohuma.
1909: Muere asesinado el coronel Ramón Lorenzo Falcón por el anarquista ruso Simón Radowisky. 
1962: Muere en Buenos Aires el escritor y novelista Manuel Gálvez. 

19 de noviembre
1882: Se funda la ciudad de La Plata. 
1936: Muere en la guerra civil española el dirigente anarquista Buenaventura Durruti.

20 de noviembre
1845: Se produce el enfrentamiento conocido como la Vuelta de Obligado, cerca de San Pedro, contra las fuerzas anglofrancesas. El encargado de la defensa del territorio nacional fue el general Lucio N. Mansilla, quien tendió de costa a costa barcos "acorderados" sujetos por cadenas. 

22 de noviembre
1963: John Fitzgerald Kennedy, presidente de los Estados Unidos, muere asesinado a balazos en Dallas, Texas.

24 de noviembre
1820: Estanislao López y Martín Rodríguez, gobernadores de Santa Fe y Buenos Aires respectivamente, firman el Tratado de Benegas, que pone fin a la guerra entre esas dos provincias.
1859: El científico británico Charles Darwin publica El origen de las especies, donde se encuentran las bases de la teoría de la evolución y del proceso de selección natural.

26 de noviembre
1922: El arqueólogo inglés Howard Carter descubre la momia del faraón Tutankamón en el Valle de los Reyes, en Egipto. 

28 de noviembre
1840: El general Juan Galo de Lavalle fue derrotado en Quebracho Herrado, Córdoba, por el general Manuel Oribe.

29 de noviembre
1815: Las fuerzas del general Pezuela vencieron en Sipe-Sipe a las tropas del general José Rondeau.

subir  

El Rescate

Esta sección está destinada al rescate de documentos históricos trascendentes tanto para la investigación histórica como para el estímulo de la reflexión presente. El material seleccionado –cartas, artículos, entrevistas– se encuentra en sintonía con algunas de las más destacadas efemérides del mes.

José Hernández, de pies a cabeza

Nacido el 10 de noviembre de 1834, en lo que hoy se conoce como Villa Ballester (partido bonaerense de Gral. San Martín), José Rafael Hernández y Pueyrredón colaboró de chico con su padre, capataz de estancia, y con gran capacidad autodidacta pronto se convirtió en instructor del estanciero para quien trabajaba. A los veinte años, se integró a las filas antirosistas de Justo José de Urquiza.

Con posterioridad, en 1870, ya casado y padre de siete hijos, participó de las rebeliones federales junto a Ricardo López Jordán. Luego de un breve exilio en Brasil, trabajó como periodista en El Río de la Plata, El Nacional Argentino y La Capital de Rosario, entre otros, y más adelante alcanzó a defender las ideas federales como diputado y senador. En sus notas, discursos y poemas, abordó la cuestión del indígena y del gaucho y criticó las ideas “civilizadoras” de Sarmiento. Matraca -como le decían, por ser corpulento y de voz resonante- buscó a través de sus escritos conectar la “cultura culta” y la popular.

El hombre por quien cada 10 de noviembre se festeja el Día de la Tradición, fallecería a los 51 años, el 21 de octubre de 1886. ¿Cómo recordar a José Hernández? Muchísimo es lo que se ha escrito sobre su persona, mucho más sobre su gran creación, ese paradigma de la literatura gauchesca que es Martín Fierro, con lecciones de vida que no perecen. Pero pocas obras han ingresado tanto en el personaje histórico como el trabajo de Roque Aragón y Jorge Calvetti, encargado por Eudeba, allá por los años 70. 

Premiado con el primer reconocimiento en el Concurso centenario del Martín Fierro, en 1972, el trabajo nos enseña las flaquezas y las virtudes de un hombre de acción. Pero mucho más, el fragmento que acá presentamos nos describe al hombre entero, de pies a cabeza, nos los muestra comiendo, escribiendo, fumando… He aquí el auténtico José Hernández.

Fuente: Roque Raúl Aragón y Jorge Calvetti, Genio y figura de José Hernández, Buenos Aires, Eudeba, 1972, págs. 54-59.

José Hernández (…) es un hombrón hecho y derecho. (…) Ha estado en los campos de batalla, ha hecho periodismo, también de batalla, se ha mezclado en la vida política, ha ocupado posiciones que le permitieron hallarse cerca de los hombres eminentes del país y alternar con ellos.

Es alto, aunque no lo parezca tanto a causa de su corpulencia. Un amigo dirá, tratando de precisar: “tenía, más o menos, el cuerpo de dos hombres… Era un coloso”. Y una señora que conservaba su imagen entre los recuerdos de su infancia, exageraba un poco: “el hombre más grueso que tengo conocido”. “Cabeza poderosa”, implantada sobre un cuello taurino; pelo negro, lacio, espeso y echado hacia atrás; la frente, clara; los ojos, algo oprimidos por la gordura, miran con serenidad, bondad y firmeza; casi no se le ve la boca, de labios enérgicos, a causa del bigote que cae sobre ella; usa barba redonda; la tez tira a moreno. Las recias cabriadas del pecho cierran un torso esbelto, no obstante su volumen. Los brazos se mueven en amplios ademanes. Ligeramente estevado, como para que la mole parezca más leve.

Es un gordo macizo, de una fuerza descomunal. Dicen que cuando llegó a Paraná y andaba sin trabajo vio frente a un negocio un carro con grandes cajones. El dueño protestaba porque necesitaba dos hombres para descargarlo y sólo tenía uno. Hernández se detiene, se saca el sombrero y la levita y se pone a bajar los cajones como si nada. El dueño, asombrado, entra en conversación con él y lo emplea como contador. (Era el catalán Puig.) Su hermano cuenta que domando potros los apretaba con las piernas hasta que se caían (hay que tener en cuenta que eran animales criollos, más chicos que los afrisonados que se usan hoy, y que el peso del jinete les debía aflojar las rodillas en los corcovos). Martínez Estrada observa que Martín Fierro recibe la fuerza de su autor y es capaz de cargarse un negro ensartado en el cuchillo.

Después de la figura, impresiona la voz: “voz de órgano”, “voz de trueno”, “voz pura y potente”, “llena, sonora y vibrante, como la de Aristóbulo del Valle”, voz que “dominaba las asambleas tumultuosas”.

Le encantan la vida en sociedad, las tertulias, el diálogo ingenioso. Es muy discreto, de espíritu jovial, dado a las bromas y juegos. En los carnavales juega y se disfraza y lo seguirá haciendo cuando ocupe posiciones espectables (sic). Una vez mostró su propio reloj a un amigo un poco pánfilo para que le dijera la hora, simulando no saberla, y lo tuvo una semana dándole clases arduas, hasta que resolvió “aprender”. Rápido en las respuestas, chispeante, gracioso, conversa horas enteras con una locuacidad inagotable. Le gusta decir versos y también improvisarlos. Tiene ocurrencias originales, como ésa de hacerse retratar de frente y de espaldas y formar con las dos fotografías un medallón para recuerdo de su novia (una vasca necia, anterior a Carolina 1, que, como vio primero el de la espalda, lo tiró al suelo). Pero lo que más llama la atención es su memoria de elefante. Le dictaban hasta cien palabras, cuenta su hermano, y él “las repetía al revés, al derecho, salteadas y hasta improvisando versos y discursos sobre temas propuestos, haciéndolas entrar en el orden en que habían sido dictadas”. Recordaba páginas enteras de memoria. Cuando sea legislador hablará muchas veces sin apuntes, barajando citas y números con una precisión desconcertante. Si le preguntaban una cifra, respondía en el acto, como una computadora. No sería difícil que la memoria haya cubierto las lagunas en sus primeros tiempos de taquígrafo. Le gusta la historia y la poesía. Ha leído clásicos y conoce bastante bien la literatura gauchesca.

Domina el difícil arte de ser firme y cortés. Nunca hiere a las personas y, en un malentendido, pide disculpas. Es temperalmente (sic) franco y sostiene con gallardía sus opiniones. No soporta la mentira. De una gran llaneza en el trato, sabe darse su lugar sin necesidad de desplantes. La ironía sólo le sale cuando está a la defensiva, como cuando, años después, en Buenos Aires, se encontró con un amigo al subir a un tranvía; como él sacara dos boletos para ocupar todo el asiento, el otro le dijo: “Usted siempre doble, ¿no?”. Y le contestó: “Y usted, ¿siempre simple?”. Es bondadoso y amable con las personas humildes. No sólo bondadoso, sino bueno. Dardo Rocha contará, después que él haya muerto, que en vísperas de los combates del 80 le mostró las provisiones que había hecho en su casa en previsión de las escaseces que causaría el sitio de la ciudad. Él, considerando que Hernández era un hombre de pocos recursos, le observó que había demasiadas cosas. “¿Y los pobres del barrio, amigo?”, fue la respuesta... [leer más]

Lea la nota completa

El Chacho y su proposición de paz a Sarmiento

El triunfo de las fuerzas mitristas en Pavón, en 1861, había puesto fin a la Confederación Argentina y había iniciado un proceso de reorganización nacional bajo la preeminencia de Buenos Aires, hasta entonces separada del resto de las provincias. Así, el proyecto federalista parecía acabado, derrotado por el proyecto liberal unitario.

Sin embargo, en 1862, el levantamiento del caudillo riojano Ángel Vicente “Chacho” Peñaloza puso en cuestión al centralismo porteño. Nacido en época del virreinato, en 1798, en los llanos del sur riojano, recibió educación de parte de un tío sacerdote y pronto se integró a las filas de Juan Facundo Quiroga, alcanzando el grado de general en Cuyo, región en cuyos destinos influyó notablemente, por ejemplo, interviniendo la provincia de San Juan en nombre de la Confederación Argentina.

Tras Pavón, en 1862, Peñaloza inició la resistencia con un ejército numeroso. Pero sin el apoyo de Urquiza, el líder cuyano fue, derrota tras derrota, obligado a replegarse. Su última irrupción fue el intento de tomar la provincia de San Juan, pero fue vencido en la entrada de la capital y perseguido hasta Los Llanos. Visiblemente agotado, fue capturado y, una vez que entregó sus armas, fue asesinado brutalmente. Era el 12 de noviembre de 1863. Su cabeza fue exhibida sobre una pica en la plaza de Olta, en medio de los llanos riojanos.

Reproducimos a continuación una carta que escribiera el “Chacho” poco antes de ser apuñalado a uno de sus más exacerbados enemigos, Domingo F. Sarmiento, entonces gobernador de San Juan, denunciando los atropellos de las tropas de Sarmiento, que “destruyen todo cuanto encuentran, sin respetar las propiedades y vidas de los vecinos, haciendo así una guerra enteramente vandálica, muy indigna de un gobierno culto y civilizado” e instando al sanjuanino a terminar la guerra con estas palabras: “sabe muy bien que no sólo peleando se triunfa, y que con política y con tomar medidas más conciliadoras conseguirá lo que no ha de conseguir del modo que se propone”.

Sarmiento, el mismo que se ubicó del lado de la civilización difundiendo a los cuatro vientos la antinomia “civilización y barbarie”, no sólo no se avino a llevar adelante una política conciliatoria sino que tras enterarse del asesinato y decapitación del riojano, escribió a Mitre: “No sé lo que pensarán de la ejecución del “Chacho”. Yo inspirado por el sentimiento de los hombres pacíficos y honrados aquí he aplaudido la medida, precisamente por su forma”.

Fuente: Fermín Chávez, El Chacho: General Ángel Vicente Peñaloza, Buenos Aires, Cuadernos de Crisis, N° 16, 1975, pág. 71.
Carta del Chacho a Sarmiento

Campamento general de los Llanos de la Rioja, agosto 26 de 1863.

Al Excmo. Gobernador don Domingo Faustino Sarmiento.

El que firma, con el deseo de terminar la incesante lucha en que se ve comprometido con las fuerzas mandadas por V.E. de esa provincia y de las demás, ha dispuesto dirigirse a V.E. para que le manifieste cuál es el verdadero fin que se propone, al hacer a estas provincias y a la suya misma una clase de guerra que no dará otro resultado que el constante derramamiento de sangre argentina y el exterminio y la destrucción total de la propiedad, porque si el infrascripto se ve en el caso de hacer uso de los intereses de su provincia para sostenerse, las fuerzas de V.E. que expedicionan a esta provincia con igual o menos derecho, no sólo hacen uso de lo que precisan, sino que destruyen todo cuanto encuentran, sin respetar las propiedades y vidas de los vecinos, haciendo así una guerra enteramente vandálica y destructura (sic), muy indigna de un gobierno culto y civilizado, y que si la Nación entera ha puesto en sus manos los recursos con que cuenta, no lo ha autorizado por eso para exterminar a sus habitantes, ni destruir y atropellar las propiedades particulares.

En vista de esta dolorosa situación a que ha quedado reducido el país entero, se dirige el que firma a V.E., pidiéndole una explicación a esta conducta y de las razones que motivan al Gobierno Nacional a continuar en el tenaz propósito. V.E. sabe muy bien que no sólo peleando se triunfa, y que con política y con tomar medidas más conciliadoras conseguirá lo que no ha de conseguir del modo que se propone.

Persuadido queda el que firma que V.E. en representación de ese gobierno pesará estas reflexiones e inmediatamente adoptará el camino que queda para terminar la guerra. No se negará el infrascripto, ni se negarán sus compañeros de causa a aceptar un medio que sea prudente y admisible, una vez convenido con V.E. y hecha una proposición que sea justa.

Queda el infrascripto esperando el resultado de ésta y hasta tanto ofrece a V.E. las consideraciones de su aprecio y distinción. Dios guarde a usted.

Ángel Vicente Peñaloza
Agenor Pacheco, secretario en campaña.

Lea la nota completa

El poema de la Vuelta de Obligado, por Carlos Obligado

Desde hacía varios años, los conflictos diplomáticos entre Francia, Inglaterra y Buenos Aires estaban a la orden del día. En octubre de 1840, el país galo y el gobierno de Juan Manuel de Rosas llegaban a un acuerdo, que pronto volvería a romperse, en parte por la inestabilidad producto de la guerra con el Uruguay de Fructuoso Rivera, involucrándose esta vez también las fuerzas italianas y brasileñas. 

Con las negociaciones estancadas y el ultimátum dado a Rosas para que pusiera fin a la guerra con Uruguay y diera la libre navegación de los ríos, comenzó el bloqueo anglo-francés y la posterior expedición por el río Paraná. Era noviembre de 1845. Rosas dispuso que se cortara el paso a las naves extranjeras y, dando cumplimiento a la orden, el 20 de aquel mes, Lucio N. Mansilla preparó el escenario. 

La batalla tuvo lugar en la Vuelta de Obligado del Río Paraná, entre las actuales ciudades bonaerenses de Ramallo y San Pedro. Al intentar avanzar varios buques de guerra y mercantes europeos, las fuerzas argentinas, que habían tendido gruesas cadenas a lo ancho del río, procedieron al ataque. Aunque las bajas de las tropas nacionales fueron diez veces mayores y los agresores lograron avanzar, fue vano su intento de vender las mercaderías y recibieron nuevas embestidas río arriba. El saldo final fue frustrante para los europeos. Los tratados de paz recién se alcanzarían en 1849 y 1850. 

Aquella jornada, recordada desde entonces como un acto de defensa de la integridad territorial, fue declarada Día de la Soberanía Nacional por Ley 20.770 de septiembre de 1974. En noviembre de 2010, se la convirtió en feriado nacional. La recordamos con el poema que le dedicara el escritor argentino Carlos Obligado, allá por los años 40.  Quien fuera, en la década de 1930, director del Instituto de Literatura Argentina y decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, y en los posteriores años peronistas, antes de fallecer, director de las Bibliotecas Populares, escribió el poema que aquí transcribimos, donde sin medias tintas expresa: “¡Vergüenza al argentino que no estuvo, en su hora, con el “tirano” criollo frente al gringo pirata!”

Fuente: Carlos Obligado, El poema de la Vuelta de Obligado, Buenos Aires, El Ateneo, 1949, págs. 72-73.

Campo de gloria

Allá al fin de la Vuelta, donde ya por vez última
Refleja el Paraná campesinas barrancas,
Gira en hondos remansos, y sesgado al oriente,
Por el dédalo isleño se desliza hacia el Plata,
Viejo campo de gloria la heredad solariega
Tiende en prados y bosques y tersura de aguas,
Donde, pronto hará un siglo, combatientes heroicos
Defendieron la Vía primordial de la patria.

Si en defensa del paso, baterías ligeras
Tuvo el jefe argentino que oponer a la escuadra,
No apocó a sus valientes esa lucha imposible
Del cañón de marina y el cañón de campaña.
Y alza aquí su baluarte, cierra ahí nuestro río
Con la triple cadena de su puente de barcas,
Y contiene a las naves con tormenta de fuego
Mientras queda un soldado, y un cañón, y una bala…

¡Pasa, quilla extranjera: será breve tu orgullo!
Del arrojo tremendo, del martirio sin tacha,
Diga sólo la Historia. “Fueron mil defensores,
Y quinientos, aquí, para siempre descansan”…
¿Qué importa que los héroes arbolaran tu insignia,
Roja Federación que ese día eras santa?
¡Vergüenza al argentino que no estuvo, en su hora,
Con el “tirano” criollo frente al gringo pirata!

Hoy, pacíficas naves van por ti, río inmenso,
Y apoyáis altos muelles, nemorosas barrancas,
Que a colmar las bodegas, para el hambre del mundo,
Desde aquel llano fértil al canal se adelantan.
Nada es eco de antaños, ni recuerda que un día
Fueran campo de horror estos campos de gracia.
Sólo, acaso, el labriego, su azadón virgiliano
Mella en huesos antiguos y en herrumbre de armas.

Ni más piden los bravos, su laurel ya ceñido,
Pues cayeron en pro de la tierra sagrada,
Y hoy, llamada a respeto, sabe la ávida Europa
Que no es cosa de nadie nuestra próvida Pampa.
Mas, la Patria no olvide que allanó a su bandera,
Con derrota fecunda, la victoria cercana,
Esa hueste indomable que luchó en Obligado
Y que duerme a la sombra de una cruz solitaria…

Lea la nota completa

Lamadrid, federal "sospechoso" o unitario "vendido"

Nacido en Tucumán, el 28 de noviembre de 1795, hijo de una familia de renombre y dinero, Gregorio Aráoz de Lamadrid fue uno de los personajes más representativos no sólo de las guerras civiles entre unitarios y federales, sino de las contradicciones que estas luchas generaban.

Hombre de mil batallas, comenzó con destacadas actuaciones como teniente bajo el mando del general Belgrano, en las campañas al Alto Perú, y logró en las siguientes campañas ascender hasta coronel, destacándose en la batalla de La Tablada (Tarija). Pero pronto fue, ya hacia fines de la década de 1810, encomendado bajo el mando del general Juan Bautista Bustos, para liquidar las expresiones del naciente federalismo, luego de lo cual se retiró disgustado por la guerra fratricida, siguiendo la posición que tomaba Manuel Belgrano.

Pocos años más tarde, entablaría relación con Manuel Dorrego y Juan Manuel de Rosas, y bajo la presidencia de Bernardino Rivadavia, terminaría derrocando al gobernador tucumano, en nombre de la constitución unitaria, pero montado en una antigua guerra intestina provincial. Y cuando intervino en Catamarca, encontró la resistencia del ejército de Juan Facundo Quiroga, quien lo venció en dos oportunidades, resultando gravemente herido en la primera de ellas. Con posterioridad, peleó en los ejércitos de Lavalle, pero rechazó la ejecución de Dorrego; y bajo las órdenes de Paz continuó ganando ascensos, emprendiendo feroces campañas contra los federales, entre ellas, la que lo llevaría a ocupar la gobernación de San Juan. Pero pronto recibiría duras respuestas, siendo derrotado en varias ocasiones por Quiroga y Estanislao López, y siendo forzado, en 1831, al exilio montevideano.

En 1838 regresó a Buenos Aires, y entabló una extraña relación con Juan Manuel de Rosas, aceptando su patronazgo, pero muy pronto restableciendo lanzas con Juan Lavalle, bajo la más acérrima bandera unitaria. Derrotado y nuevamente en el exilio, esta vez en Chile, fue llamado nuevamente al país, en esta oportunidad por el general Justo José de Urquiza, para luchar contra Rosas. Esto sucedió en Caseros, en 1852, pero volvió en breve a ponerse bajo la estela unitaria, en la batalla que separó a Buenos Aires de la Confederación. Falleció cinco años más tarde, el 5 de enero de 1857.

En esta oportunidad, en fecha de su nacimiento, recordamos al general que supo durante su juventud ganarse las simpatías de Belgrano y San Martín, con un fragmento de sus memorias, en que recuerda su reencuentro con Juan Manuel de Rosas, en 1838, tras su exilio en Montevideo, y la forma en que el líder porteño intentó captar su adhesión, dándole la imagen –como se lamentara el mismo Lamadrid- de un federal “sospechoso” o de un unitario “vendido”, según quien lo viera entonces.

Fuente: Gregorio Aráoz de Lamadrid, Memorias, Tomo III, Buenos Aires, W.M. Jackson Inc. Editores, 1947, págs. 303-312.

El 1° de septiembre a las 12 del día desembarqué, con sorpresa de cuantos se encontraban en la playa y capitanía del puerto y del mismo ayudante de ella, Seguí, a quien habiéndole manifestado que iba sin licencia, y preguntándole por la casa del señor ministro Arana para ir a presentarme, me dijo: “Yo iré con usted a enseñársela, que quede su familia en mi cuarto”, y marchó conmigo. Así que llegamos a la casa del ministro y le hube dicho quién era, y cómo iba, se sorprendió; pero habiéndole manifestado mis deseos de verme inmediatamente con el señor gobernador, me repuso que era preciso avisárselo primero; preguntó la casa en que iba a parar, le contesté que en lo de mi hermano don Mariano, que estaba a cuadra y media de la del señor gobernador; y preguntándole yo si volvería a saber el resultado, me dijo: “No sé si el señor gobernador le permite a usted verlo, él le mandará avisar con el general Corvalán”. Con esta respuesta me despedí y regresando a la capitanía del puerto, encontramos a la familia que venía con su hermano don Ciriaco y el mío. Así que llegamos a la casa de éste, pasé al templo del Colegio, que estaba al frente, a dar gracias a Dios por haberme restituido a mi patria y en seguida entré a ver a mi hijo que me recibió lleno de sorpresa y de gozo.

Regresado otra vez a mi casa me encontré con varios parientes y amigos a felicitarme. A la oración fui sorprendido por dos bandas de música que sonaban en la escalera de los altos, y así que concluyó la primera pieza, salí a darles las gracias, suplicándoles me dispensaran el no poderles dar ninguna gratificación por la absoluta escasez de recursos y los despedí.

Al poco rato de haber llegado a casa de mi hermano con la familia, había pasado mi señora a casa del señor gobernador a verse con su hija, la señora doña Manuelita, darle las gracias por la buena acogida que había tenido nuestro hijo en su casa, y presentarle una carta mía para su señor padre, en que le manifestaba el objeto de mi venida y ofertaba nuevamente mis servicios para sostener los derechos y la libertad de mi patria. El objeto principal de haber ido mi señora fue el temor que le asistía de que se me pusiera preso; ella regresó consolada por la señorita Manuelita, pero sin contestación a mi carta.

Al siguiente día pasé a casa del señor gobernador a saludar a la señorita su hija y saber el estado de salud de su señor padre, y en el que se hallaba su señora madre, que estaba enferma ya; fui muy bien recibido por la señorita, y me aseguró que las muchas atenciones de su señor padre no le permitían dejarse ver pero que su salud era buena, aunque no así la de su señora madre, que hacía algún tiempo ya que se hallaba gravemente enferma.  Habiendo regresado a mi casa a poco rato, me encontré con varias visitas de amigos y parientes que me proporcionaron algunos auxilios pecuniarios.

Habían pasado ya nueve días de mi llegada cuando fui llamado por el señor ministro Arana, quien me dijo a nombre del señor gobernador, que había hecho muy mal en venirme sin su licencia, pues desde que él no había contestado a ninguna de las cartas, debí yo considerar que no convenía mi venida, y así permanecer en Montevideo; pero puesto que había dado ya aquel paso, me dejase estar tranquilo en mi casa y en el pueblo; agregando el ministro que recién esa noche había podido él verse con S.E. Le di las gracias y me retiré habiendo cesado desde entonces los temores de mi señora, procuré luego buscar la subsistencia de mi familia, por medio del ejercicio de panadero que había aprendido en Montevideo, y con los pocos pesos que me habían proporcionado los amigos hice un hornito y empecé a trabajar pan de leche, cuyo trabajo me daba apenas para el alimento diario; así corrió el tiempo y acabó el año 1838 sin haber logrado ver una sola vez al señor gobernador. Yo había tomado la costumbre de visitar todas las noches a las señoras doña Manuelita y su señora tía, que estaba siempre con ella.

No sé si a fines de diciembre del año 1838 o a principios de enero de 1839, se apareció en mi casa el general Corvalán con un pliego del señor gobernador rotulado para mí, como de oficio y entregado que me fue en la puerta de mi casa, se regresó sin entrar ni esperar contestación. Abro el pliego en el zaguán de mi casa y me encuentro sorprendido con diez o doce mil pesos moneda corriente, y sin una sola letra del señor gobernador. En seguida pasé a presentarlos a mi señora y después de dar gracias a Dios por este oportuno auxilio, puse una carta al señor Rosas dándole las gracias por este beneficio, y se la llevé yo mismo a su hija la señorita doña Manuelita para que se la entregara... [leer más]

Lea la nota completa

subir  

Noticias

Encontraron a la nieta 107

Las Abuelas de Plaza de Mayo confirmaron el 9 de octubre la restitución de la nieta apropiada 107, hija de Carlos Héctor Oviedo y María de la Mercedes Moreno. Se trata de una joven cordobesa que nació durante el cautiverio de su madre en la Maternidad Provincial de Córdoba el 11 de octubre de 1978. El anuncio fue formulado en Buenos Aires por la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, que explicó que María de las Mercedes “visitaba a su marido, quien estaba como preso común en un penal cordobés, y allí también había presos políticos detenidos clandestinamente, con los que ella se solidarizó y comenzó a sacar del penal las cartas que escribían a sus familiares”. El 26 de septiembre de 1978 fue secuestrada, cuando cursaba un embarazo de siete meses. Fue llevada al departamento de Informaciones de la Policía de Córdoba, más conocido como “D2”, centro clandestino de detención dependiente del Tercer Cuerpo de Ejército, entonces bajo el mando de Luciano Benjamín Menéndez. Allí permaneció en condición de detenida desaparecida y sufrió tormentos. El 11 de octubre de 1978, fue trasladada a la Maternidad Provincial, donde encadenada dio a luz a una niña de la que fue separada inmediatamente. Luego los militares la restituyeron al D2, pero sin su hija. Fue liberada el 7 de abril de 1979 y desde ese día María de las Mercedes inició la búsqueda desesperada de su hija. La niña había sido apropiada por la encargada del Servicio Social de la Casa Cuna de Córdoba y fue inscripta como hija propia con un certificado de parto falso.

Fuente: info; info; info

Las fotos de los últimos momentos del "Che" Guevara

El 9 de octubre de 1967 Ernesto "Che" Guevara fue asesinado en La Higuera, Bolivia, mientras intentaba llevar la revolución a América del Sur.  Federico Arana Serrudo, entonces jefe de la G2, Inteligencia Militar del Estado Mayor boliviano, guardó durante casi 40 años impactantes fotografías de aquel episodio. Dos de ellas muestran al “Che” vivo, dentro de la escuelita. En una se lo ve sentado con las manos atadas. La otra conmueve por la expresión de serena intensidad en quien ya se sabía condenado. Otras tres fotos lo muestran desangrándose, poco después de su muerte. El “Che” aparece en una de ellas sobre una camilla con los ojos cerrados, y en otra, atado al patín del helicóptero. Las fotografías fueron tomadas por el piloto mayor Niño Guzmán, por orden del jefe de Inteligencia de su división, el coronel Arnaldo Saucedo Parada, quien le dejó una cámara. Félix Rodríguez, agente de la CIA, intentó velar esas fotos para que fueran sólo las de la CIA las que dieran cuenta de lo que allí sucedía. Pero el piloto llevaba consigo una cámara personal con la que tomó algunas fotografías. Advertido, Félix Rodríguez exigió al coronel Zenteno que decomisara dicho material. El rollo sin revelar fue a parar al general Ovando, comandante en jefe del Ejército boliviano, quien luego lo depositó en las oficinas de Arana Serrudo en La Paz. Allí yacerán a la sombra de alguna caja fuerte durante casi 40 años.

Fuente: info

Abren al público la habitación del hotel donde vivió García Lorca

Se trata de la habitación 704 del Hotel Castelar, sobre Avenida de Mayo al 1100. Sigue intacta y con la huella del poeta andaluz Federico García Lorca, quien la ocupó durante cinco meses entre 1933 y 1934. La iniciativa se propone que esa habitación sea un “cuarto museo”, que sirva como punto de partida para divulgar más la obra del escritor, que vino a Buenos Aires en octubre de 1933 para presentar Bodas de sangre. Tenía planeado quedarse un mes, pero la ciudad lo conquistó y se quedó seis. Habrá visitas guiadas todos los miércoles. Buenos Aires tiene algo vivo y personal; algo lleno de dramático latido. Yo sé que existe una nostalgia de la Argentina, de la cual no quiero librarme”, escribió Lorca. Ya nunca volvería: dos años después, fue fusilado por el franquismo.

Fuente: info

Pagan u$s 504.000 por las pistolas de Bonnie & Clyde

En una subasta de objetos que pertenecieron a los delincuentes más notorios de Estados Unidos,  realizada el 31 de octubre pasado en Nashua, New Hampshire, fueron subastados 130 lotes, propiedad del fallecido coleccionista Robert Davis. Las armas, utilizadas por la mítica pareja en 1934, el año en que fueron asesinados por la policía, resultaron ser los objetos que mejor cotizaron. La pistola de Bonnie Parker fue adquirida por 264.000 dólares mientras que la de Clyde Barrow alcanzó los 240.000. También se subastaron objetos de Al Capone, Bugsy Siegel y otros gángsters. El total de la venta superó el millón de dólares. 

Fuente: info; info

3.000.100 por una carta de Einstein sobre Dios

La carta, subastada por el sitio e-Bay en octubre, fue escrita a mano por el físico Albert Einstein un año antes de su muerte, y expresa sus puntos de vista sobre la religión. La misiva originalmente enviada al filósofo Eric Gutkind tuvo un precio inicial de tres millones de dólares. En ella Einstein manifiesta: "... la palabra Dios para mí no es nada más que la expresión y producto de la debilidad humana, la Biblia una colección de honorables, pero todavía leyendas primitivas que sin embargo son bastante infantiles”.

Fuente: info; info

A 500 años de su creación, preocupa el deterioro de los frescos de la Capilla Sixtina

Los frescos de la Capilla Sixtina, que Miguel Ángel pintó a casi veinte metros de altura, cumplen 500 años. Los trabajos comenzaron en 1508 y el 31 de octubre de 1512, el papa Julio II descubrió la bóveda de la Sixtina, la más importante de las tres capillas pontificias en el Vaticano. Quedaron así a la vista los frescos con La historia de la Creación, Los Antepasados de Cristo, Los Profetas y otros personajes bíblicos, en total más de 300 imágenes. La imponente obra está expuesta a un deterioro continuo debido al gran caudal de  visitantes. “Hasta veinte mil personas por día, cinco millones al año, que respiran, llevan polvo, transpiran, dejan anhídrido carbono y humedad, alzan la temperatura”, explicó el director de los museos Vaticanos, Antonio Paolucci, quien contó que desde hace dos años se trabaja para eliminar los agentes contaminantes y que a fin de año se anunciará el proyecto de reacondicionamiento del aire y un nuevo sistema de iluminación. Paolucci contó una curiosidad: Miguel Ángel pintó “el trasero de Nuestro Señor”. Aparece en el fresco La creación de los astros y las plantas, donde muestra a Dios pintado de frente y de espaldas.

Fuente: info

Afirman haber encontrado el lugar exacto donde apuñalaron a Julio César en el 44 a. C.

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España concluyó que Julio César fue apuñalado en el centro del fondo de la Curia de Pompeyo de Roma, que forma parte del complejo monumental de unos 54.000 metros cuadrados que Pompeyo Magno construyó en la capital para conmemorar sus triunfos militares en Oriente hacia el año 55 a.C. Se trató del complot de un grupo de senadores para eliminar al general, que desembocaría en la formación del segundo triunvirato y en el estallido final de las guerras civiles. Una estructura de hormigón de tres metros de ancho por más de dos de alto colocada por orden de Augusto, hijo adoptivo y sucesor de Julio César, para condenar el asesinato de su padre fue la clave para los científicos.

Fuente: info; info
subir  

Difusión

Muestras

  • Manuel Belgrano - Fondos documentales del Archivo General de la Nación. Un proyecto del Archivo General de la Nación, con curaduría de la Lic. Magdalena Insausti. Se exhiben por primera vez al público en originales y gigantografías el Oficio de creación de la Bandera, los partes de las batallas de Salta y Tucumán, la creación de la Academia de Dibujo y las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma. El guión plantea un recorrido cronológico de la epopeya belgraniana transitado por documentos, cañones, fusiles, platería rioplatense, aperos, lanzas y peinetones. La participación de la mujer y de los indios se materializa a través de los documentos referidos a Juana Azurduy, primera Capitana del Ejército, y a la Declaración de la Independencia en idioma Aymará que recibe Manuel Belgrano. La muestra estará abierta al público hasta el 30 de diciembre de lunes a viernes de 11 a 17 hs, en la sede del Archivo General de la Nación, 25 de Mayo 263. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Teléfono: 4339-0800 interno 71037. (info)*
  • Muchas voces, una historia. Argentina 1810-2010, una exposición permanente de la Casa del Bicentenario, que a través de una video-instalación, recorre la historia del país con imágenes y sonidos, intentando dar cuenta de las complejidades y ambigüedades del relato histórico, expresando la pluralidad de voces y perspectivas de la sociedad. Lugar: Riobamba 985; horarios: de martes a domingo y feriados de 14.00 a 21.00 hs. Ingreso permitido hasta 30 minutos antes del cierre. Entrada libre. (info)*
  • Los porteños vuelven a jugar y a divertirse con los juguetes de ayer. Muestra de los juguetes de la colección del Museo de la Ciudad. En el museo se podrán ver desde un auto de lata, trenes eléctricos, una colección de soldaditos de plomo hasta diminutas máquinas de coser fabricadas entre 1915 y 1960. Lugar: Defensa 219 / 223; horarios: lunes a domingo y feriados de 11 a 19 hs. Sábados, domingos y feriados de 15 a 19 hs. Entrada general: $1. Miércoles, gratis. Tel. : 4343-2123 / 4331-9855 (info)*
  • Museo Histórico Nacional. Se exhiben excelentes grabados, litografías, cuadros, imágenes religiosas y esculturas; banderas, estandartes, armas y uniformes de las guerras de la Independencia; muebles, relojes, partituras, instrumentos musicales y vajillas de las familias tradicionales del siglo XIX; recuerdos de la celebración del Centenario de la Revolución de Mayo, relicarios y miniaturas, daguerrotipos, fotos y tarjetas postales; aperos, ponchos, objetos de plata y prendas gauchas. Entre sus colecciones pictóricas resaltan los cuadros de José Gil de Castro; las pinturas de Cándido López, un valioso testimonio de la Guerra del Paraguay (1865-1870). También cuentan con los pianos y los forte pianos de la familia Escalada, de María Sánchez de Thompson y de Eduarda Mansilla. En el Museo puede visitarse la reproducción del dormitorio de José de San Martín en Boulogne-Sur-Mer (Francia), ambientado con objetos originales de acuerdo al bosquejo enviado por su nieta Josefa Balcarce. El archivo personal de Adolfo Carranza está abierto para los investigadores. Una valiosa biblioteca de alrededor de quince mil volúmenes, dedicada principalmente a la historia argentina y americana, puede ser consultada por el público general. Horario:
    De miércoles a domingo, de 11 a 18 hs. Los docentes que deseen visitar el Museo con sus alumnos deben enviar un correo electrónico a educacion@mhn.gov.ar. Dirección: Defensa 1600. Informes 4307-1182. (info)*
  • Museo Histórico Nacional del Cabildo y de la Revolución de Mayo. El museo cuenta con modernos sistemas interactivos de comunicación que favorecen la participación del público. Se puede acceder al balcón principal del edificio y visitar todas sus salas además de ver sus históricos túneles, a través de una cámara subterránea. Cuenta con dos pantallas que les permiten a los visitantes interactuar con la imagen del famoso cuadro del 22 de mayo y con un mapa con los puntos geográficos más importantes de la ciudad en los febriles días de la Revolución de Mayo. Dirección: Bolívar 65. Tel.: 4342-6729 y 4334-1782. Visitas guiadas: Miércoles y jueves a las 15.30; Viernes a las 15.30 (gratis); Sábados, domingos y feriados a las 12.30, 14 (gratis) y 15.30. Las visitas pagas incluyen un recorrido virtual en tiempo real de las construcciones subterráneas del Patio del Museo. Los establecimientos educativos deben solicitar turno a visitascabildo@cultura.gov.ar. Dirección: Bolívar 65. Informes: 4342-6729 y 4334-1782. (info)*
  • Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco. En su colección permanente se encuentra el patrimonio público de platería colonial sudamericana más importante de Iberoamérica. Su pinacoteca abarca desde la época colonial hasta el período independiente. También exhibe piezas de mobiliario de los S. XVIII y S. XIX, documentos, libros, ornamentos religiosos, grabados, cerámica, indumentaria civil y accesorios femeninos. El edificio, conocido como Palacio Noel, es un excelente exponente del movimiento neocolonial y posee hermosos jardines de inspiración española. Más información en info. Dirección: Suipacha 1422. Tel.: 4327- 0228. Horario: martes a viernes de 14 a 19 hs. Sábados, domingos y feriados de 12 a 19 hs. Lunes cerrado. Entrada general $1.*
  • El Museo Nacional de la Historia del Traje expone un recorrido por las diversas piezas de indumentaria. En sus salas se pueden ver colecciones como  la moda desde 1850-1915;  la moda en los años 20; trajes de baño (1890-1950); los 50's "Juventud y Rebeldía"; los 80's "Extravagantes y Glamorosos"; la moda infantil desde 1860 a 1960, etc. Dirección: Chile 832. Horarios: de martes a domingo de 15 a 19 hs. Visitas guiadas: sábados y domingos a las 17:00 hs. Informes: 4343-8427. (info)*
  • Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio Saavedra, Sala Ricardo Zemboraín: Colección de platería urbana del Siglo XIX. Sala tertulias: Mobiliario, iconografía y artes decorativas correspondientes a la 1ª y 2ª mitad del Siglo XIX. Sala independencia: Testimonios del proceso que se inicia con la Invasiones Inglesas, la Revolución de Mayo y la Independencia Sudamericana. Confederación argentina: Aspectos políticos, sociales, y económicos de los gobiernos de Juan Manuel de Rosas. Lujos y vanidades femeninas del siglo XIX: Peinetones, alhajas, relojes, abanicos y otros accesorios de la moda femenina. Sala Leonie Matthis: La plaza de Mayo desde la fundación hasta el fin del Siglo XIX a través de las aguadas de la pintora francesa. Sala moda: Vestimenta masculina y femenina del Siglo XVIII y XIX. Emisiones, inflación y convertibilidad: La Economía Argentina a través de sus diferentes monedas. Sala de armas: Colección de armas de fuego y armas blancas. Sala Keen: Platería rural. Dirección: Crisólogo Larralde 6309. Horario: Martes a viernes de 9 a 18 hs. Sábados, domingos y feriados de 10 a 20 hs. Tel: 4572-0746 / 4574-1328. Visitas guiadas: sábados, domingos y feriados, 17 hs. (info)*

Cine

  • Infancia clandestina. Es la historia de la difícil infancia de Juan, un niño que regresa con su familia a la Argentina en 1979, en plena dictadura militar, con una particularidad: sus padres son miembros de la organización político militar Montoneros y retornan al país en el marco de la contraofensiva. Aun bajo severísimas medidas de seguridad, Juan intentará conciliar su condición clandestina con las necesidades que su edad le marcan: la diversión, el primer amor, la escuela. La historia es una especie de autobiografía del director: Benjamín Ávila, hijo de desaparecidos, y cuyo hermano es uno de los 107 nietos recuperados por Abuelas. Apta para mayores de 13 años con reservas. Actores: Natalia Oreiro, César Troncoso, Cristina Banegas, Ernesto Alterio, Teo Gutiérrez Moreno. Director: Benjamín Ávila. Drama. Duración: 109 min. Varias funciones. (info)*
  • Juan y Eva. El terremoto ocurrido en la ciudad de San Juan en enero de 1944 es el origen de la historia de amor entre Juan Domingo Perón y Eva Duarte. Él, un coronel del Ejército y ella, una actriz en ascenso. Ni él ni ella saben entonces todo lo que les deparará el destino. Con dirección de  Paula de Luque. Actúan: Fernán Mirás, Alfredo Casero, Julieta Díaz, María Ucedo, Osmar Núñez, Sergio Boris. Espacio Incaa km 1080 La Banda (Santiago del Estero). Ver: info*

Teatro

  • Originariamente Argentina. La Tierra Argentina desde la llegada de los primeros pobladores de nuestro territorio, hace unos 15.000 años. El arte y la vida cotidiana de los pueblos aborígenes y sus ancestros. Guaraníes, Tobas, Diaguitas, Onas, Querandíes y Mapuches son algunos de los pueblos presentados. Esta vez Gutiérrez aprendió el arte de la luthería pero en vez de construir instrumentos musicales corrientes nos presenta los más extravagantes aparatos que no sólo hacen música y la interpretan en escena sino que, de manera insólita, proveen los materiales escenográficos que el Director le solicita. Domingos de octubre, 7 y 28 a las 17 hs; Domingos de noviembre, 4, 11 y 18 a las 17 hs. Entrada general $30.- Docentes y jubilados gratis. Crisólogo Larralde 6309, CABA. Tel.: 4571-5655  (info)*
  • Hundan el Belgrano. A 30 años de la guerra de las Malvinas, se estrenará por primera vez en el país la obra del autor británico Steven Berkoff, `Hundan el Belgrano`, que desde el prisma inglés muestra esta contienda que se cobró cientos de vidas y aún hoy genera tensiones entre ambos países. Actúan: Gustavo De Filpo, Gonzalo Pastrana, Lucas Lagré, Alejandro Cop, Carlos Cano, Estanislao Milicich, Gastón Rodríguez, Monina Bonelli. Dirección: Claudia Marocchi. Autor: Steven Berkoff. Lugar: Portón de Sánchez. Sánchez de Bustamante 1034. Horario: Sábados 23:00hs. Tel.: 4863-2848. (info)*
  • El secuestro de Isabelita, una obra de Daniel Dalmaroni sobre el mundo de la guerrilla urbana de los años setenta. Actúan: Ivana Averta, Mariano Bicain, Gastón Courtade, Gabriel Kipen, Sonia Martínez y Juan Mendoza Zélis. Lugar: Teatro del Pueblo. Roque Sáenz Peña 943, Capital Federal. Horario: domingos a las 22:30. Tel. 4326-3606. (info)*

Concursos

  • La Academia Nacional de la Historia convoca al premio bienal a la mejor obra escrita sobre un tema de historia argentina. El premio ($ 10.000 y un diploma) se otorgará sobre producciones inéditas únicamente. Los trabajos deberán presentarse el último día hábil de febrero. Ver más información en info*

* Se recomienda constatar vigencia de los eventos y cambios de horario.
subir  

Lanzamiento de Libros

Cine documental argentino. Entre el arte, la cultura y la política, de Javier Campo, Editorial Imago Mundi, 2012, 264 págs. $83. Se trata de un estudio sobre los últimos cincuenta años de la producción documental argentina, que revela puntos de contacto entre la producción documental y las luchas y resistencias sociales contra los desmadres de los modelos económicos, y la persistencia cruel del poder fáctico. (info)

Che. El argentino que quiso cambiar el mundo (reedición), de Pacho O’Donnell, Editorial Sudamericana, 571 págs. $149. Una edición definitiva de un libro publicado en 2003, que cuenta con interesantes testimonios y entrevistas, obtenidas alrededor del mundo: Desde Rosario López, su niñera, hasta Gary Prado, el capitán de los Rangers que lo capturó en Bolivia, o Urbano, uno de los escasos supervivientes cubanos que compartió con el comandante Guevara todas sus aventuras revolucionarias. (info)

El primer peronismo en Tucumán. Avances y nuevas perspectivas, de Florencia Gutiérrez y Gustavo Rubinstein, Editorial Universidad Nacional de Tucumán. Un libro sobre la primera década peronista con una apuesta por la intersección de la historia social, política y cultural. (info)

Días rojos, verano negro. Enero de 1919, la semana trágica de Buenos Aires, de Horacio Ricardo Silva, Terramar Ediciones. El autor reconstruye en este libro las causas de la Semana trágica de 1919. (info)

Empresarios ricos, trabajadores pobres. Vitivinicultura y desarrollo capitalista en Mendoza (1850-1918), de Rodolfo Richard-Jorba, Rosario, 2010, 284 págs. $85. En esta obra se reconstruye el proceso por el cual la provincia de Mendoza abandonó la economía ganadera y cerealera para implantarse dentro del desarrollo capitalista sobre la base de un sistema agroindustrial centrado en la vitivinicultura.  El autor analiza el mundo de los trabajadores y sus luchas en un medio político, económico y social frecuentemente poco amigable. (info)

Usos y costumbres de los indios de la pampa, de Santiago Avendaño, Elefante Blanco, 2012, 154 págs. $53. Se trata de la segunda parte del testimonio del ex cautivo Santiago Avendaño, brutalmente asesinado en 1875, que ofrece un detallado panorama de las creencias, ceremonias y relaciones sociales de los ranqueles del siglo XIX. (info)

Constitución y política, compilación de textos de Juan B. Alberdi y Domingo Sarmiento, Editorial Hydra, 350 pag. $100. El libro –con prólogo de Natalio Botana- reúne las discusiones entre Alberdi y Sarmiento sobre los fundamentos constitucionales del texto de 1853. Los textos reunidos son La Confederación Argentina, de Sarmiento y Estudios sobre la Constitución argentina de 1853, escritos pocos meses después de la sanción de la Carta Magna. (info) 

José de San Martín, ¿un agente inglés?, de Antonio Calabrese, Lumiere, 2012, 199 págs. $78. El autor intenta demostrar que la acción militar y política de San Martín sólo favoreció a los intereses ingleses. (info)

América latina. Tomo II. La construcción del orden. De las sociedades de masas a las sociedades en procesos de reestructuración, de Waldo Ansaldi y Verónica Giordano, Editorial Ariel, 750 págs. $210.  El libro analiza los procesos históricos desde una perspectiva política, y pretende contribuir a la recuperación de la práctica política por parte de las mujeres y los hombres explotados y dominados. (info)

La otra izquierda, de Fernando Pedrosa, Capital Intelectual, 488 págs. $120. Una investigación sobre la presencia de la socialdemocracia en América Latina. El análisis de su influencia en la región ayuda a explicar determinados procesos y cambios ocurridos en los últimos años. (info)

Secretos de la historia II,de Stephane Bern, Editorial El Ateneo, 2012, 317 págs. $99. El libro se propone desentrañar misterios de los momentos más importantes de la historia contemporánea. (info)

Las mujeres de los dictadores, de Diane Ducret, Editorial Sudamericana, 320 págs. $109. La autora plantea un recorrido histórico centrado en las esposas, compañeras, musas y admiradoras de dictadores del siglo XX, como Lenin, Mussolini, Stalin, Hitler, Salazar, Mao, Ceaucescu, Bokassa, y Franco. (info)

Las mujeres y los derechos del hombre. Feminismo y sufragio en Francia, 1789-1944, de Joan Wallach Scott, Siglo XXI Editores, 2012, 272 págs. $110.  La autora explora sobre los derechos cívicos femeninos en Francia, y ofrece una vívida evocación de algunas mujeres que participaron de este debate. (info)

subir  

Visite nuestra página web: www.elhistoriador.com.ar

Un sitio dedicado a la historia argentina con artículos, documentos, biografías, entrevistas, efemérides, anécdotas, publicidades, caricaturas, audios, galería de imágenes, titulares de diarios, datos y estadísticas en constante actualización.

Elhistoriador.com.ar
es una herramienta de consulta, dirigida por Felipe Pigna, pensada para todos aquellos que creen que revisar el pasado realmente vale la pena.
Suscríbase en forma gratuita a nuestra Gaceta Histórica
Suscripción - Cancelación de suscripción
   

Este es un e-mail directo, legal, libre de virus, que consideramos de su interés, debido a que usted se ha contactado alguna vez con nosotros, nos ha enviado algún tipo de información, o ha sido referido por alguien.
De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26.032, cuyo texto se encuentra en:
http://infoleg.mecon.gov.ar/infolegInternet/anexos/105000-109999/107145/norma.htm, la libre distribución de este e-mail está autorizada por tratarse de propósitos de información. Sin embargo, si le hemos causado alguna molestia, le rogamos acepte nuestras disculpas, y si desea dar de baja la suscripción gratuita, puede acceder a "Cancelación de suscripción" y será borrado de nuestra base de datos dentro de las 48 Hs. subsiguientes. Si continúa recibiendo información de nuestra organización, puede que esté registrado con otra cuenta de e-mail diferente.