Hallan momias intactas en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, en la orilla del Nilo, en Luxor, Egipto

[vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]Fuente: National Geographic, Diario ABC.

El ministro de Antigüedades egipcio, Jaled El Anany, anunció el fin de semana que una misión arqueológica descubrió una tumba del Reino Nuevo hasta el momento desconocida, que conserva grandes riquezas funerarias, así como varias momias. Se trata de la tumba de Amenemhat, un orfebre de la realeza egipcia de la dinastía XVIII, datada entre 1550 y 1295 a.C., y un entierro familiar con los restos de una mujer y sus dos hijos adultos, probablemente del Reino Medio (dinastías XI y XII). Dos estatuas de piedra arenisca parcialmente dañadas han permitido la identificación del orfebre Amenemhat. Una de ellas representa al propietario de la tumba sentado junto a su mujer, con vestido largo y peluca y la pequeña figura de uno de sus hijos en su regazo. Esta tumba contiene dos fosas: una de siete metros de profundidad, probablemente cavada para enterrar la momia del difunto y la de su mujer, que conservaba restos momificados, sarcófagos, máscaras funerarias y estatuillas de los difuntos; y otra fosa que conservaba una colección de sarcófagos de las dinastías XX y XXII, deteriorada a lo largo del período tardío de Egipto. En el sitio se encontró una gran colección de vasijas de barro y otras piezas de arcilla, cuatro sarcófagos decorados, cerca de 150 estatuas rituales (ushabti) y doradas máscaras funerarias. También fueron hallados cincuenta conos funerarios, una suerte de sellos de arcilla con jeroglíficos estampados colocados a la entrada de las capillas de las tumbas, cuarenta de los cuales apuntan a la presencia de otras cuatro tumbas todavía por descubrir pertenecientes a funcionarios de la dinastía XVIII.

  + info + info[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″]

Más noticias

[/vc_column][vc_column width=»1/3″][/vc_column][/vc_row]