Houssay y el Día del Investigador Científico

En 1947, mientras se encontraba en su casa de Viamonte 2790, junto a sus hijos y a su secretaria, Josefina Yanguas, Bernardo Alberto Houssay recibió un telegrama que anunciaba su nominación al premio Nobel de medicina y fisiología. El 23 octubre se conocía su premiación y a fin de aquel año, el 10 diciembre, en la ceremonia organizada por la Academia Sueca, Houssay recibía el premio.

En 1945 su militancia en la Junta de Coordinación Democrática, opuesta a la candidatura de Juan Domingo Perón, le había granjeado no pocos enemigos. Tras el triunfo del futuro líder justicialista, el interventor de la Facultad de Medicina lo pasó a retiro.

Luego del derrocamiento de Perón, Houssay volvió a cumplir importantes funciones. Entre ellas, logró que el 5 de febrero de 1958, por Decreto Ley Nº 1291, se creara el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). Houssay sería el primer presidente de este cuerpo autárquico.

Con el Conicet, nacía un organismo académico que promovería, hasta hoy, la investigación científica y tecnológica en el país, brindado a estudiantes e investigadores la oportunidad de realizar una carrera científica y estudios de postgrado.

Recordamos el día de natalicio de Houssay, 10 de abril, consagrado como Día del Investigador Científico, con sus palabras de aliento a la actividad científica.

Fuente: www.houssay.org.ar

"No deseo estatuas, placas, premios, calles o institutos cuando muera. Mis esperanzas son otras. Deseo que mi país contribuya al adelanto científico y cultural del mundo científico actual. Que tenga artistas, pensadores y científicos que enriquezcan nuestra cultura y cuya obra sea beneficiosa para nuestro país, nuestros compatriotas y toda la especie humana."

Bernardo Houssay

Fuente: www.elhistoriador.com.ar