Hipólito Vieytes y la necesidad de difundir conocimiento

El 5 octubre 1815, desterrado en el pueblo de San Fernando, fallecía Hipólito Vieytes. Nacido en San Antonio de Areco en 1762, filósofo y abogado, Vieytes tuvo un rol destacado en la defensa de Buenos Aires frente a los ingleses y en la Revolución de Mayo. Fue capitán de milicias primero y secretario de Gobierno y Guerra para la junta patriota. Sin embargo, se lo recuerda más por su distinguida promoción de la actividad económica productiva. Desde el importante Semanario de Agricultura y Comercio, Vieytes convocó -con gran espíritu pedagógico- a convertir la tierra en un factor de riqueza. Bajo el signo de la Ilustración, hizo especial hincapié en fomentar la felicidad de los pueblos mediante la prosperidad económica. Publicó una cartilla de agricultura y ofreció, de mano de un anónimo benefactor, tres premios de dinero en efectivo para los labradores pobres y con familia que justificasen haber sembrado. Uno de los principales destinatarios de sus textos fueron los párrocos, por medio de las cartas a su “hermano” Anselmo. En la segunda de estas cartas, Vieytes alababa la resolución de su hermano de empezar a enseñar a los hijos de los labradores y aconsejaba dar lecciones cortas y en un estilo sencillo, para que pudieran aprenderse de memoria. Así, Vieytes se transformó, junto a Belgrano, en uno de nuestros primeros economistas y, como tal, advirtió los peligros que traería a la región dedicarse exclusivamente a la ganadería, descuidando la agricultura y la industria, "que hace fuertes y autónomas a las naciones".

Fuente: Seminario de Agricultura, Industria y Comercio, Junta de Historia y Numismática Americana, Tomo I, Buenos Aires, 1928-1937.

"¿De qué utilidad podrá servir para el común de nuestros labradores el que un compatriota se forme en el silencio de su gabinete, que atesore sólo para sí, que no difunda y propague aquellos conocimientos que adquirió, y que unos libros tan útiles se hallen sólo circunscriptos a la pequeña esfera de un estante?"

Hipólito Vieytes

Fuente: www.elhistoriador.com.ar