Oro por baratijas
 

Muy frecuentemente para descalificar a los indios se suele recurrir a la anécdota de que los indios cambiaban gustosos sus adornos de oro por objetos que en España no tenían valor como espejos, collares de vidrio o instrumentos musicales. Pero quienes plantean estos argumentos hacen gala de una gran ignorancia porque en América el oro no tenía el valor de cambio, el valor "en sí" que tenía para los europeos. Aquí no había monedas de oro, ni se desataban guerras por su posesión. El oro era uno de los metales que los nativos usaban para elaborar sus artesanías. Para los americanos los objetos traídos por los europeos eran dignos de admiración e interés y por eso querían obtenerlos.

Fuente: www.elhistoriador.com.ar