Encuentran en España un documento oculto dentro de una escultura de Cristo del siglo XVIII


Fuente: Diario El Mundo.

Los restauradores que trabajaban en una escultura de Cristo localizada en la iglesia de Santa Águeda, del municipio burgalés de Sotillo de la Ribera, España, hallaron ocultos en el trasero de la obra dos pliegos escritos a mano fechados en 1777 y firmados por el capellán de la catedral del Burgo de Osma, Joaquín Mínguez, que identifica al escultor autor de la talla y aporta detalles sobre el momento en que se encontraban.El Cristo es conocido popularmente en Sotillo de la Ribera como “Cristo del Miserere”, porque en esta localidad existe la tradición de cantar el Miserere durante los viernes de Cuaresma ante él, y también en las vistosas procesiones del Jueves y Viernes Santo, durante las cuales se saca esta escultura junto a otras de la misma época. El capellán Joaquín Mínguez explica en su escrito que la estatua del Cristo fue esculpida en madera por Manuel Bal. El capellán describe, además, lo que se cultivaba en el Obispado del Burgo de Osma: “cosechas de trigo, centeno, cebada, avena” con especial alusión al vino “en tierra Aranda”, y asegura que “es muy numerosa su cosecha muchos años, tanto que en este tiempo se ha visto, por no coger en las bodegas, derramar mucho vino”. También habla de las enfermedades más comunes, “tercianas y cuartanas” (fiebres del paludismo de tres y cuatro días), “dolor de costado, tabardillos” (fiebres tifoideas) y hasta de los entretenimientos preferidos por la población, “naipes, pelota, calva, barra y otros juegos pueriles”. El historiador Efrén Arroyo, miembro de la Cofradía de Semana Santa de Sotillo de la Ribera, afirmó que todas estas referencias muestran la intención de querer dejar constancia para la posteridad de cómo era el mundo que rodeaba al capellán soriano en 1777.

+ info