Bernardo O’Higgins sobre la independencia de Chile


En enero de 1817, el ejército popular de más de cinco mil hombres que habían reunido los patriotas José de San Martín y Bernardo O’Higgins, partió hacia Chile. A punto de cruzar la cordillera de los Andes, San Martín había sostenido: “lo que no me deja dormir no es la oposición que puedan hacerme los enemigos, sino el atravesar estos inmensos montes”. Sortear aquellos peligros y obtener la liberación de Chile era para San Martín un paso fundamental para sus planes futuros.

El 8 de febrero por la tarde, se reunieron todas sus divisiones del otro lado de la cordillera. Las dos primeras ciudades del país trasandino fueron rápidamente liberadas: San Antonio y Santa Rosa. Pronto sobrevino el triunfo en Chacabuco y el ingreso en Santiago. En la capital chilena, el 15 de febrero, se convocó al Cabildo Abierto que designó a San Martín como Director Supremo, pero el general argentino rechazó la oferta, proponiendo el cargo para su compañero de armas O’Higgins. Lo que no resignó fue su designación al frente del Ejército Unido, conformado por fuerzas chilenas y argentinas.

Ante el nuevo orden de cosas, mientras los patriotas chilenos engrosaban el ejército que partiría hacia el Perú, San Martín viajaba a Buenos Aires, para acordar el avance hacia el norte con el director supremo Juan Martín de Pueyrredón, encargar la compra del armamento en Inglaterra y Estados Unidos y ayudar a consolidar y reconocer la independencia del país hermano.

La guerra, se sabía, sería larga. Recién en enero de 1818 se declararía formalmente la independencia de Chile y faltaría más para que la decisiva batalla de Maipú (abril de 1818) consolidara la victoria patriota. Sin embargo, del otro lado de la cordillera, lejos de los deseos de O’Higgins y San Martín, cuando el congreso de las Provincias Unidas reconoció, el 12 de diciembre de 1818, la independencia de Chile, el país estaba más pronto a disolverse en la guerra civil que a continuar la guerra independentista hacia el norte.

Recordamos la fecha del reconocimiento de la independencia chilena por parte de las Provincias Unidas con un fragmento de la nota que escribiera O’Higgins a los gobiernos de Estados Unidos, Rusia y cortes europeas, a poco de asumir como Director Supremo, en la que da cuenta del esfuerzo conjunto en el logro independentista.

Fuente: José Pacífico Otero, Historia del libertador don José de San Martín, Buenos Aires, Compañía Argentina de Editores, 1932.

“Después de haber sido restaurado el hermoso reino de Chile por las armas de las Provincias Unidas del Río de la Plata, bajo las órdenes del general San Martín, y elevado como he sido por la voluntad de mi pueblo, a la suprema dirección del Estado, es mi deber anunciar al mundo un nuevo asilo en estos países a la industria, a la amistad y a los ciudadanos de todas las naciones del globo. La sabiduría y recursos de la Nación Argentina limítrofe, decidida por nuestra emancipación, dan lugar a un porvenir próspero y feliz en estas regiones.”

 

Bernardo O’Higgins

Fuente: www.elhistoriador.com.ar