Agrandar Texto
Achicar Texto
Nuevos hallazgos sobre el sitio arqueológico más antiguo de Belgrano

30.06.17

Fuente: Diario La Nación, Cinco días.

Se trata de un pozo descubierto en diciembre pasado que se encuentra en la calle La Pampa, a 20 metros de Arribeños, donde antiguamente funcionó la primera capilla de la zona, el oratorio de los monjes franciscanos La Calera (un edificio de 1726). Los frailes permanecieron allí hasta 1825. El equipo del Centro de Interpretación Arqueológica y Paleontológica de Buenos Aires analizó los elementos hallados (restos de platos y fuentes de loza inglesa, porcelana oriental, ollas de terracota europeas, vasos labrados, copas de cristal y botellas cuadradas de bebidas alcohólicas) e informó sobre las prácticas de consumo de los monjes: “El hoyo nos habla sobre la existencia de materiales pertenecientes a habitantes con alto poder adquisitivo. De acuerdo con la información recabada, las familias pudientes les donaban vajilla y otras pertenencias de uso diario”, explicaron los investigadores. También fueron halladas cuentas de collares, el asa de un misal roto, una hebilla de cinturón o de zapato, botones de hueso, una botija o pirulera -propia del comercio de aceite y otros productos de la época-, un florero de posible uso de culto, un portavela, un orinal de cerámica esmaltada a mano y espejos de vidrio. Entre la vajilla, pueden distinguirse piezas de mayólica española y francesa, lozas inglesas del tipo Creamware y otras pintadas a mano, y cerámicas vidriadas propias de la última parte del siglo XVIII. También se aprecia gran cantidad de porcelana oriental, que constituía un producto exclusivo, prácticamente de lujo. En el mismo hoyo arrojaron a lo largo de los años restos de sus alimentos. Para el zooarqueólogo Mario Silveira, "se puede afirmar que los franciscanos se alimentaban principalmente de peces, aves y mamíferos como ovejas y vacas, entre otros animales".

+ info I + info