btnEste documento pertenece al período: Vuelta de Perón (1973-1976)
Tamaño del texto:  Achicar Texto Agrandar Texto
Compartir:  Facebook Twitter Del.icio.us
Enviar a un amigo:
Imprimir: Imprimir
Carta de Santucho
Mayo de 1975

"... Nuestra fuerza está en la ideología y las masas.  La experiencia de nuestro Partido,  su línea, es el elemento ideológico que, unido a un exacto conocimiento de la situación de las masas, nos permite convertimos en abanderados y dirigentes de la lucha revolucionaria, en intérpretes de las más profundas aspiraciones y sentimientos de las masas, en .efectivos organizadores y orientadores de las luchas obreras y  populares.

La fuerza de nuestra política, su carácter científico surge de esa manera de la ,fusión que logramos entre la ideología marxista-leninista y el estado de ánimo de las masas que nos convierten, como decimos, en intérpretes y portavoces de lo colectivo, en poseedores de un poder desconocido y todopoderoso,  de la imbatible, energía popular.
Por ello, la elaboración de la línea correcta surge de nuestra relación, de la relación de nuestro Partido con las masas movilizadas.  Se elabora en organismos del Partido (células, direcciones) que están íntimamente unidos a las masas.  Nuestra iniciativa surge de las masas, se apoya en ellas.  Es decir que a quien debemos consultar, a quien debemos escuchar, es siempre a la gente y en ese diálogo adoptaremos juntos posiciones graníticas, correctas, científicas, que llevaremos adelante con determinación.  Con este método la posibilidad de error es mínima por no decir nula.

En síntesis, que teniendo siempre como punto de referencia a las masas, que son nuestro principal maestro y juez, lograremos la seguridad, reforzaremos nuestra determinación y avanzaremos hacia la victoria.
Por ello es que toda la línea que llevemos en el conflicto debe surgir de nuestro contacto con las masas y  relacionada  organizada y traducida en planes prácticos por el Partido, debe ser impulsada en los organismos y actividades no partidarias..."

Fuente: www.elhistoriador.com.ar