Videla: liquidar a los subversivos
 
Agrandar Texto
Achicar Texto
Buenos Aires, AFP

El ex general Jorge Rafael Videla realizó el primer reconocimiento sobre la existencia del terrorismo de Estado durante la dictadura militar (1976/1983), anunció el viernes la defensa de dos guerrilleros asesinados durante la represión.

El ex dictador admitió el jueves ante la justicia la existencia de órdenes secretas en las que se hablaba de "detectar y aniquilar'' a la subversión, aunque dijo que nada sabe ni recuerda sobre qué sucedió con los cadáveres de dos jefes del disuelto Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Roberto Santucho y Benito Urteaga, abatidos el 19 de julio de 1976.

Al ser preguntado respecto a quién o quiénes impartieron las órdenes en el operativo en el que fueron muertos Santucho y Urteaga, Videla se limitó a responder que se remitía "a los antecedentes que han de obrar en el Estado Mayor del Ejército''.

"Lo único importante del testimonio fue haber dicho que podría haber información en los archivos del Estado Mayor del Ejército'', dijeron luego a los medios de prensa los abogados Eduardo Barcesat y Raúl Schnabel, que representan a las familias de los guerrilleros del ERP.

"Videla tiró la responsabilidad al comando en jefe del ejército y dijo que todo lo que él no recordaba había que fijarse en los archivos del Estado Mayor'', expresó Elena Mendoza, integrante del equipo de abogados de los familiares de Santucho al término de la audiencia.

Otro de los letrados del grupo, Manuel Gaggero, declaró el viernes a los medios de prensa que "este reconocimiento de Videla es el primero del Estado argentino, porque él lo hace como ex presidente y ex comandante en jefe del Ejército''.

Por otra parte, Gaggero no descartó la posibilidad de que los deudos de los guerrilleros inicien contra Videla una querella por presunto falso testimonio, "porque manifestó que era costumbre del Ejército devolver los cadáveres de los combatientes a sus familiares'', lo que no ocurrió en los casos de Santucho y Urteaga.

Gaggero anunció que los familiares se proponen iniciar excavaciones en la guarnición militar de Campo de Mayo, adonde -según testimonios- fueron llevados los cuerpos de los guerrilleros heridos, a cargo del Equipo de Antropología Forense.

El abogado señaló que la familia de Santucho "quiere que ésta sea una causa seria y que alguien se haga cargo. Ya lo hicieron Videla y el Estado nacional y, además, queremos que alguien responda a los familiares para garantizarles el derecho a hacer el duelo y conocer la verdad, que ha sido previsto por el Pacto de San José de Costa Rica''.

Fuente: www.elhistoriador.com.ar